Regional
No aparece el contrato, denuncian los vecinos
Queda abandonada otra obra de Evo Cumple en Cobija

Lun, 17/06/2013 - 09:32

 

La infraestructura de la Unidad Educativa “Evo Morales Ayma”, en el barrio San Juan de la ciudad de Cobija, parte del programa “Bolivia Cambia” que debió concluirse en la gestión 2011, está abandonado, cubierta de matorrales y con un avance del 30 por ciento. Señalan que la empresa constructora B-BRAS despareció.

 

En contacto con el Semanario Perla del Acre, vecinos del barrio San Juan que pidieron mantener en reserva sus identidades por temor a represalias de algunas autoridades, denunciaron que la corrupción ocasionó el retraso y paralización de una moderna infraestructura en favor de la educación pandina que la misma tenía el presupuesto de 4.688.021 bolivianos, provenientes del programa “Bolivia Cambia, Evo Cumple”.

 

El informe de la Unidad de Proyectos Especiales (UPRE) indica que el primer desembolso para la construcción de la Unidad Educativa “Evo Morales Ayma” se hizo el 18 de octubre del 2010 (1.875.208 bolivianos), recursos que correspondían al 40 por ciento del total; sin embargo, la obra apenas llegó a un avance del 30 por ciento. La construcción de la infraestructura se paralizó entre agosto y septiembre del 2011.

 

“Esta obra tiene mucha historia de malos manejos, incluso se dice que la empresa constructora era fantasma, de un brasileño; a la fecha nadie dice nada, el Ministerio Público no pudo esclarecer, actúa cuando le conviene, pero este caso quedó como si nada hubiera pasado. Íbamos a tener un lindo colegio, el retraso y el abandono de esta obra sólo perjudica a la educación”, manifestó uno de los habitantes del barrio San Juan, ubicado a cuatro kilómetros del centro de la capital pandina.

 

Desapareció la empresa constructora

 

Antes de la ejecución de la obra, debió suscribirse un contrato entre la UPRE como la unidad principal, la empresa B-BRAS Import Export que se adjudicó el proyecto y la alcaldesa como beneficiaria en representación de la población; sin embargo, – los denunciantes – señalan que no existe el contrato pese a un requerimiento fiscal, la misma Unidad de Proyectos Especiales no pudo enviar una copia de la documentación.

 

“No se descarta que la empresa sea fantasma, tenemos entendido de que la persona que se adjudicó la construcción de la unidad educativa correspondería a un súbdito brasileño (de nombre) Marino Jhunior Nacimento Lima, a quien hasta la fecha no hemos podido encontrarlo y se encontraría en el Brasil, no hay dirección donde funcionaba la empresa constructora, no hay datos del supuesto representante de la empresa B-BRAS Import Export”, explicó el Fiscal de Anticorrupción, Juan Carlos Cuellar.

 

En la gestión 2012, el Ministerio Público solicitó toda la documentación sobre esta obra y no encontraron el contrato con la empresa constructora, en cambio las otras firmas adjudicadas de distintas obras del mismo programa en el municipio de Cobija tienen un contrato, donde la alcaldesa firma como beneficiaria, pero para la construcción de esta unidad educativa en abandono que tiene un costo superior a cuatro millones de bolivianos, la empresa constructora no habría firmado ningún contrato.

 

Ante esa extraña situación, el Ministerio Público mediante las unidades correspondientes inició las investigaciones para dar con el paradero del supuesto súbdito brasileño que se adjudicó la obra para que pueda explicar la forma en la que obtuvo la ejecución de la obra, pero tampoco se descarta que algunas personas de nacionalidad boliviana hayan conformado una supuesta empresa utilizando al brasileño.

 

De acuerdo a los datos técnicos, la Unidad Educativa “Evo Morales Ayma” debió construirse en un amplio espacio en diversas áreas, con calamina galvanizada, administración, pasillos, cancha deportiva, piso de cerámica, construcción de varias aulas con ladrillos de seis huecos, situación que no existe sino una obra abandonada donde se pudo advertir ladrillos de ocho huecos.

 

Alcaldesa quedó absuelta del caso

 

En marzo del 2012, la alcaldesa de Cobija, Ana Lucía Reis, fue imputada por la Unidad Anticorrupción del Ministerio Público, por presuntos delitos de incumplimiento de deberes y conducta antieconómica debido al retraso y mala ejecución de la mencionada obra, a denuncia del diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), Galo Bonifaz. Sin embargo, el proceso contra la autoridad municipal extrañamente tuvo poco avance y por el mismo quedó absuelta del proceso, según los denunciantes.

 

En esa ocasión el Fiscal Coordinador de la Unidad Anticorrupción, Juan Carlos Cuéllar señaló que la alcaldesa como Máxima Autoridad Ejecutiva (MAE) de Cobija ha incumplido en su deber de fiscalizar, hacer el control riguroso a las obras del programa “Bolivia Cambia, Evo cumple”, que se ejecuta en beneficio de la población cobijeña, particularmente en la obra del barrio San Juan.

 

Entretanto, Reis señaló que la denuncia en su contra no tenía fundamento porque en ningún momento manejó los recursos económicos de los proyectos de “Evo Cumple” y que las empresas encargadas de la construcción de las obras reciben de manera directa los respectivos cheques de la Presidencia del Estado Plurinacional. La alcaldesa de Cobija reiteró estar dispuesta a someterse a cualquier auditoría.


Valorar esta noticia: 
sin votos aún


INSTITUCIONES AFILIADAS A ERBOL