Regional
Familias manifiestan su preocupación
En Achacachi hay más pescadores, pero menos peces
Foto ilustrativa. La Prensa.

Dom, 09/06/2013 - 08:58

 

Los pescadores se van acrecentando en las comunidades ribereñas al lago Titicaca, en el municipio de Achacachi de la provincia Omasuyos, La Paz, mientras que los peces también van desapareciendo año que pasa.

 

Dos mujeres vendedoras de pescados contaron a Erbol Digital que año que pasa hay menos peces pero por la falta de trabajo los pescadores aumentan.

 

“Ya no hay pescado, en una red (de 10 a 20 metros) encontramos uno o dos peces, antes de la misma cantidad de redes sacábamos cuarta y hasta media lata de pescado. Seguramente ya hemos debido acabar”, dice.

 

Mientras su compañera se lamenta de la crisis de los peces en el lago Titicaca, que la misma causa consecuencias en la descomposición de las familias porque los hijos de los comunarios se van a las ciudades o al extranjero.

 

Primitiva Flores, que se dedica a la venta de abarrotes al frente del puesto de las pescaderas, indicó que hace más de cinco años atrás llegaban más de 60 pescaderas cada mañana con bastantes peces, situación que ya no ocurre.

 

“Ahora llegan casi lo mismo, pero con poco pescado que vende cinco peces por 10 bolivianos, antes comprábamos 10 ó 20 por 10 bolivianos. Comer pescadito ya cuesta en Achacachi”, señaló.

 

Abuso en El Alto

 

Las dos campesinas también denunciaron que las mujeres rescatistas de los pescados en la Final Los Andes, de la ciudad de Alto, les quitan sus peces al precio que quieren o si no les derraman sus pescados con el argumento de que no son afiliadas.

 

“En la radio escuchamos, nos dicen que llevemos peces para venderlos a la Final Los Andes, pero cuando llegamos todas juntas vienen encima de nosotras y nos amedrentan, sino nos ‘quitan’ con precio que ellas quieren”, relató entre algunas lágrimas. 

 

“Nuestros hijos no tienen oportunidades para ingresar a la Normal, la Policía y otros. Qué van a hacer nuestros hijos quiera o no van al lago (para generar recursos), ni el presidente da fuentes de trabajo; entonces, ¿Qué van a comer?”, agregó su compañera.


Valorar esta noticia: 
sin votos aún


INSTITUCIONES AFILIADAS A ERBOL