Política
Sería mala imagen para el país, dicen activistas
Salida de Bolivia de la CIDH crearía indefensión
Presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, Yolanda Herrera.

Lun, 18/03/2013 - 18:53

 

La presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), Yolanda Herrera, afirmó que la salida del país de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dependiente de la Asamblea Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), generará indefensión en la población.

 

Según datos proporcionados por la activista, existen cerca de 50 denuncias contra el país presentadas ante ese organismo, de las cuales la mayoría pertenecen a la época de la dictadura, además de otras que están en proceso de trámite como el presentado por los indígenas del Tipnis en el caso Chaparina, y la consulta para la construcción de una carretera por esa reserva natural.

 

“Se deja en la indefensión a las víctimas de violación de derechos humanos, lamentablemente quedan sin recursos internacionales que le permitan interpelar el abuso del mismo, sin embargo en el caso de Bolivia hay que considerar que el respeto a los tratados internacionales está constitucionalizado, por lo tanto tendría que reformarse la Constitución Política del Estado para dar un paso como el que se ha mencionado”, señaló Herrera.

 

En conferencia de prensa, el presidente Evo Morales descalificó a la CIDH por considerarla una “base militar” dependiente de Estados Unidos, “país que que más vulnera los derechos humanos”, razón por la cual está “analizando seriamente” el renunciar a ese organismo.

 

“Yo considero al CIDH como otra base militar, insinúan, tratan de juzgar a países. ¿Qué aportan? CIDH funciona en Estados Unidos, Estados Unidos financia al CIDH, pero Estados Unidos no ratifica como gobierno ningún acuerdo, tratado, convención o norma que tiene que ver con derechos Humanos. Después de conocer a esas instituciones personalmente estoy haciendo una profunda evaluación para renunciar, para retirarnos”, dijo el Primer Mandatario.

 

El exDefensor de Pueblo, Waldo Albarracín, afirmó que esta acción acarrearía severas consecuencias a Bolivia, sobretodo en la imagen de sus gobernantes. La exautoridad explicó que se deben honrar los acuerdos internacionales y garantizar, mediante instancias internacionales, el respeto a los derechos humanos.

 

“Resulta absolutamente contradictorio pretender que Bolivia hoy día se aparte del sistema, es decir denunciemos la Convención Americana, violando el propio compromiso que hemos asumido como Estado, ni siquiera como gobierno, entonces no es coherente que se manifieste en sentido de marginar a Bolivia del Sistema Interamericano, no es correcto ni conveniente porque quedaríamos con una imagen muy negativa ante la Comunidad Internacional, como si estuvieras admitiendo que en adelante las autoridades tienen carta blanca para violar derechos humanos”, sostuvo Albarracín.


Valorar esta noticia: 
sin votos aún


INSTITUCIONES AFILIADAS A ERBOL